¿Ayuno intermitente?

 

¿Qué tanto de cierto hay en que el ayuno intermitente es bueno para la salud? Quienes lo practican, aseguran que se sienten con mucha más energía de la normal, han bajado de peso y han logrado regularizar niveles de presión y azúcar en la sangre.

Eso sí, es importante decir que no es una práctica avalada por la ciencia, ya que los efectos dependen de cada persona y organismo.

Si decides probarla, consulta con un especialista antes, y luego intenta con estas 4 formas de ayuno intermitente, mundialmente recomendadas.

 

Ayuno periódico

El ayuno periódico puede ser el más conocido: no se ingieren alimentos ni bebidas con calorías durante periodos de 24 horas, para luego hacerlo por el mismo período de tiempo.

 

Alimentación con horario restringido

También llamado ayuno intermitente diario, es quizá el método más sencillo y popular para ayunar. Quienes lo practican restringen su alimentación a horas determinadas cada día, por ejemplo, de las 11 de la mañana a las 7 de la noche. El periodo de ayuno es de 12 a 16 horas e incluye el tiempo que dormimos por la noche.

 

Alternar un día a la vez

Otro tipo de ayuno, el que alterna un día sí y otro no y requiere de una gran reducción de calorías cada dos días.

 

La dieta 5×2

El método 5×2 se volvió famoso gracias al libro de la autora Kate Harrison, “The 5:2 Diet”, y consiste en ayunar durante dos días no consecutivos a la semana.