4 técnicas de relajación para recibir marzo en paz

 

Queda poco para que llegue marzo, y con él se inicia el año oficialmente. Los niños entran a clases, se terminan las vacaciones, algunos vuelven al trabajo y el tráfico en las calles, aumenta.

Es probable que todos factores causen estrés, que en su justa medida es incluso saludable, pero cuando este dura mucho tiempo, puede afectar tu cuerpo, tu estado de ánimo y tu comportamiento. Algunos de sus efectos comunes son: el dolor de cabeza, la falta de energía o concentración, los malestares estomacales, la tensión muscular y los problemas de sueño.

La buena noticia es que muchas formas de manejarlo. Hay técnicas de relajación y manejo del estrés puede ayudar a mejorar tu calidad de sueño y tu estado de ánimo. También te aportarán sensaciones de bienestar y tranquilidad, disminuyendo incluso, dolores físicos.

¿Probemos?

 

  1. RESPIRACIÓN DIAFRAGMÁTICA

Para combatir el estrés con ejercicios de respiración, siéntate en una postura cómoda, pon una mano en tu pecho y otra en tu abdomen. Inhala profundamente por la nariz, sintiendo cómo tu abdomen se expande hacia afuera y exhala por la boca. Repite esta técnica durante 5 minutos.

 

  1. RELAJACIÓN MUSCULAR PROGRESIVA DE JACOBSON

Si aprendes a relajar la tensión muscular, puedes reducir el estrés y la ansiedad. Esta técnica consiste en tensar y relajar voluntariamente todos los músculos del cuerpo, durante 5 a 10 minutos, para reconocer los dos estados. Luego de llegar a una profunda relajación física, se evoca una imagen mental para relajar la mente.

 

  1. MEDITACIÓN TRASCENDENTAL

Esta técnica de control mental consiste en repetir una palabra reiteradas veces, dejando de lado cualquier pensamiento o imagen que aparezca en la mente y los estímulos externos que generan estrés.

 

  1. VISUALIZACIÓN

Esta técnica consiste en crear imágenes mentales acerca de situaciones, sensaciones o emociones que te hagan sentir a gusto, en paz y positivo. Debes imaginar diferentes cosas de la forma más realista posible, para alcanzar el control de tu estado físico y mental.