¿Qué le pasa a nuestro cuerpo cuando tomamos café?

 

Cuanta simpleza hay en la felicidad de tomar una buena taza de café. Detalle que, por cierto, le da aún más valor, pues no se requiere de mucho para poder disfrutar de esta bebida internacionalmente apetecida. 

Su aroma, su sabor y los efectos que tiene sobre el organismo lo convierten en un elixir que, en su justa medida, puede tener efectos sumamente beneficiosos para nuestro cuerpo.

Según los estudios existentes, el café aumenta la eficacia de los analgésicos, especialmente la de los medicamentos que actúan contra el dolor de cabeza y puede aliviar a algunas personas el asma. Por esta razón algunos fabricantes de aspirina también incluyen una pequeña dosis de cafeína en la pastilla.

Además, es un potente estimulante digestivo y evita el estreñimiento. También es diurético, acción mediada por la cafeína, aunque diversos estudios demuestran que esto tiene más relación con el café que con la cafeína.

Por último, es una fuente de energía positiva. La cafeína estimula la transmisión de los impulsos nerviosos, mejora el estado de alerta, aumenta la memoria de corto plazo, la coordinación y la capacidad de concentración.

Recuerda que en Float, al terminar la sesión, puedes disfrutar de una buena taza de café de grano recién preparado, que después de flotar, viene como anillo al dedo.