Los grandes efectos que tiene la risoterapia en la salud: la risa ayuda a sanar

 

Reírse a carcajadas puede ser un medio para aliviar el dolor, el estrés y los sentimientos negativos. Así lo han confirmado numerosos estudios e incluso Sigmund Freud, quien también afirmaba que la risa ayuda a liberar la energía estancada.

La ciencia sostiene que reírse a carcajadas tiene efectos fisiológicos que conllevan beneficios psicológicos. Una buena risa ayuda a liberar el estrés, mejorar el estado anímico y pensar en positivo, al estimular la síntesis de dopamina y serotonina, dos neurotransmisores que contribuyen a aportar una sensación de bienestar y reducir los niveles de depresión y ansiedad.

En cuanto a sus efectos en el sistema inmune del cuerpo, la risa mejora la salud cardiovascular, aumenta la oxigenación de la sangre y ayuda a prevenir la aparición de enfermedades infecciosas y autoinmunes.

Desarrollar el hábito de reír puede modificar la percepción subjetiva que se tiene sobre los conflictos, ayudar a encontrarles una solución con mayor facilidad y adoptar una actitud más optimista hacia la vida. Además, la risa ayuda a crear vínculos afectivos y fortalece las relaciones.

¿Quieres practicar? Prueba con un poco de yoga de la risa: consiste en ejercicios faciales para estimular las carcajadas. Comienza con un ja, y luego ríete a la fuerza, hasta que la risa salga espontáneamente. Estudios demuestran que los beneficios de un 1 minuto de risa equivalen a 45 minutos de relajación.